¿Por qué debemos conocer los derechos de niñas, niños y adolescentes?

Abigail Casas-Muñoz, Arturo Loredo-Abdalá

El bienestar infantil es uno de los objetivos del  progreso mundial. Pese a ello, aún nos encontramos  a una considerable distancia del ideal.1,2  En México, de acuerdo con el Instituto Nacional  de Estadística y Geografía en el censo de 2010,  residen en el país 39.5 millones de niños y adolescentes  de 0 a 17 años de edad; de los cuales  el 4.8% entre 6 y 14 años no asiste a la escuela.  De las defunciones de niños y adolescentes de  5 a 14 años 12.7% se debe a accidentes de tránsito.  El daño por problemas al nacimiento son la  causa principal de discapacidad infantil (67.4%)  y diez de cada 100 menores de 5 años tienen  sobrepeso. Este contexto muestra la dependencia de la población infantil y los peligros que ponen  en riesgo su crecimiento y desarrollo. Por eso,  al conocer y ejercer sus derechos, niñas, niños  y adolescentes mejoran sus oportunidades y su  calidad de vida.3-5 Los profesionales de la salud  tienen un papel preponderante en la sensibilización,  educación, fomento y cumplimiento de  los mismos. Por ello, es un deber conocerlos a  plenitud y aplicarlos durante el ejercicio profesional  cotidiano.

Leer más…